ASUNTO: VIRUS CRACTASIANO

Alexandra De Castro

Microrrelato de ficción.

Ilustración de Ada Peña.

Querida Eloísa,

Me aíslo en la ladera de una duna para enviarte los resultados. Es gracioso, los transeúntes me lanzan miradas de sospechas, seguro piensan que algo me traigo. Y no estarían del todo equivocados, aquí al menos logro robar un poco de señal para escribirte. Así es como continuo mi investigación, desde que finalmente nos quitaron el servicio satelital en el laboratorio. Según el nuevo jefe de la estación, los estudiantes e investigadores junior no tienen porqué tener acceso a la información interplanetaria. El tráfico ilícito de los grandes datos nos ha afectado, ya no hay confianza. Pero si es por administración, nunca terminaremos los cálculos.   

La conexión robada es pésima, pero consigo acceder a los resultados de mis simulaciones. Mi análisis apunta a que hay que buscar evidencia sobre los ancestros del virus cractasiano de la Patagonia en Titán. Espero que mis nuevos cálculos mejoren a los que todavía están contaminados de términos que apuntan a un ancestro común terrestre a todas las especies.

Estos estudios son una carrera de obstáculos, tanta corrupción gubernamental, desconfianza y encima, el acceso pobre a los artículos científicos por falta de pago a la editorial ElsCorp. Tantos volúmenes de referencias me han hecho falta. Tampoco tenemos acceso a los archivos de la biblioteca científica aquí en la Luna. El oscurantismo nos amenaza. Todavía se puede acceder a algo de información a pesar de los volúmenes que se perdieron en aquellos incendios devastadores en la Tierra.

Por favor, necesito que incluyas las referencias sobre la evidencia de los ancestros encontrados de varias líneas evolutivas en los exoplanetas que nos asignaron. Escribe un poco sobre el tema en la introducción del proyecto sobre Titán. Logré encontrar en los anales de los trabajos sobre la teoría de la divergencia de los linajes. Es claro para nosotros en el proyecto lo exitosa que ha sido, a nivel interplanetario e interestelar. Ni las pérdidas en los incendios ni la manipulación criminal de los grandes datos han logrado que se pierda totalmente la evidencia. Pero ya sabes que a los burócratas hay que convencerlos, ellos nunca están enterados.

No he sabido nada de ti ni de los datos experimentales de tu grupo desde que me enviaste los últimos desde Europa, los silencios largos son tan inhumanos. No nos dejan más opciones.

El cansancio y el sueño me abaten, necesito poder levantarme y dejar tiempo para cambiarme el traje antes de entrar al laboratorio. He abusado demasiado de la intemperie. Tanta radiación delatará el robo de la señal. Afortunadamente, la nueva puerta inteligente no es tan astuta.       

No me esperes, no me verás conectada y no sé cuando volveré a capturar otra señal.

Saludos,

Emilia

De la serie: Panspermia.

Conviértete en patrocinador de Revista Persea. Esto nos permitirá honrar a los autores como ellos lo merecen.

Comparte tus pensamientos