CÓMO ¿ARRUINAR? UNA CENA LUJOSA CON MATEMÁTICAS

Esta y otras historias, que estuvieron disponibles totalmente gratis por más de un año en este sitio, fueron actualizadas y pertenecen ahora a nuestro primer ebook. Fundación Persea es una ONG sin fines de lucro que necesita de la ayuda de todos para su sostenibilidad. Por apenas €2.99 contribuyes a que sigamos creando cultura científica en español y además adquieres textos de alta calidad para tu colección.

Adquiérelo en este enlace

PREÁMBULO

 

Autor: Jesús Pineda

 

La escena es ya casi trillada: una conversación casual entre personas que han tenido el privilegio de tener cierto grado de educación formal, unos incluso con posgrados y demás títulos avanzados, el flujo del vino y la calidad de la comida sirven también como señales inequívocas del éxito económico de nuestros personajes. Estamos en presencia de los ganadores de nuestra sociedad: las clases media alta y alta, quienes guían con su poder económico y social la evolución de nuestros pueblos. Y es precisamente este poder el que hace que lo que viene a continuación sea tan preocupante.

En medio de esa conversación culta, elegante y danzando graciosamente entre múltiples idiomas, referencias históricas oscuras y gustos artísticos exquisitos ocurre lo impensable; uno de los interlocutores, dando muestra de una falta de tacto poco característica de estos ambientes, detiene de golpe el jolgorio navegando la conversación hacia la discusión de algún tema de complejidad matemática (quelle horreur!). La respuesta no se hace esperar, con un tono de orgullo ligeramente indignado alguien dice “Oh, eso de las matemáticas siempre ha sido chino para mí, pero afortunadamente esas matemáticas no importan en el mundo real”, todos ríen y asienten y la conversación continúa dejando de lado el faux pas.

Es alarmante esta costumbre de nuestras sociedades, especialmente entre aquellos cuya posición privilegiada es consecuencia de los avances realizados por quienes han dedicado su vida a la exploración del mundo de las matemáticas. Desde la antigüedad las matemáticas han sido consustanciales con la civilización: la geometría y la astronomía permitieron a unos nómadas asentarse en las rivieras del Nilo y el Éufrates, creando las primeras civilizaciones con códigos de leyes escritos que conocemos; luego griegos y romanos sentaron las bases que definen nuestra forma de ver el mundo a partir del pensamiento matemático, afirmando que nuestro mundo, como la geometría, es comprensible y racional (del latín ratio, calcular, dividir). Y así, pasando por el Quadrivium de Carlomagno, las incontables contribuciones de India y el Medio Oriente hasta llegar al mundo de Big Data de hoy, nuestras vidas transcurren en escenarios construidos de lenguaje matemático.

Pero volvamos a nuestro imaginario salón: la conversación se ha movido y ahora nuestros ilustres invitados han pasado a conversar de economía. El impacto de la crisis económica de 2008 todavía se siente en sus trabajos, chequeras, inversiones y pensiones. Su casual descarte de la matemática hace que desconozcan que una ecuación fue uno de los ingredientes fundamentales de la bonanza previa, de la debacle y de las consecuencias de la crisis que tanto les ha preocupado en la última década. Hablo aquí del modelo de Black-Scholes.

Para comprar el e-book donde aparece este texto completo y otros pincha la imagen:

Conviértete en patrocinador de la fundación, sé partícipe activo de la creación de cultura científica en América Latina. Desde solo $1 mensual ya serás de gran apoyo.

Comparte tus pensamientos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.